Temporal en España: Madrid estudia declarar la zona de catástrofe por la nevada en la capital

Las autoridades pidieron también quitar las nieves de las calles ante la inminente llegada de una fuerte ola de frío.

El temporal Filomena, que azotó a España, dejó a Madrid cubierta de nieve. Por eso, el Ayuntamiento de la capital español anunció este domingo que estudia solicitar la declaración de zona de catástrofe por la fuerte nevada.

"Valoramos ese estado, es una de las opciones que manejamos como medio y manera de controlar esta situación", detalló el alcalde José Luis Martínez-Almeida. Junto a él estuvieron presentes la vicealcaldesa Begoña Villacís; la delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

Martínez-Almeida explicó que se evalúa si desde el punto de vista jurídico procede declarar ese estado y cuáles son los requisitos, y desde el punto de vista táctico, comprobar que se dan los supuestos necesarios. "Se comprobará estos días", agregó.

Por su parte, la presidenta regional de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, pidió este domingo a los ciudadanos que ayuden a quitar nieve antes de la ola de frío que se espera en toda España.

"Estamos viendo imágenes de guerra de bolas, de gente esquiando, y nosotros lo que queremos pedirle a toda esa gente y a todos los ciudadanos que tengan fuerzas, que se encuentren bien, que nos ayuden a retirar toda la nieve posible", afirmó la gobernadora.

Tras la nevada más importante caída en la capital desde hace 50 años a causa del temporal Filomena, ahora "quedan horas críticas para que esta nieve se convierta en una gran pista de hielo", advirtió. Y aseguró que "hasta el próximo fin de semana será muy difícil desplazarse".

En gran parte del interior del país se esperan "temperaturas mínimas inferiores a -10ºC" a partir de la noche este domingo y hasta el jueves, según la agencia meteorológica española (AEMET).

madrid-no-registraba-una-tormenta-similar-1971

La tormenta ocurrida el sábado, bautizada como Filomena, que provocó, además, fuertes lluvias en otras regiones, ya dejó tres muertos en el país.

Este domingo, los equipos de emergencias en el centro de España despejaron 500 carreteras y rescataron a unas 1.500 personas varadas en vehículos, mientras el país ya empezaba a retirar poco a poco la nieve de la peor ventisca en su memoria reciente.

Por su parte, el Aeropuerto de Madrid, Adolfo Suárez-Barajas, seguía cerrado el domingo, sin vuelos desde el viernes por la noche. Las lineas de tren que atravesaban la capital también estaban suspendidas y más de 150 carreteras seguían siendo impracticables.

La tormenta Filomena perdió fuerza en su avance hacia el este, aunque las autoridades mantuvieron las peticiones de que la gente se quedara en casa para evitar el riesgo de caídas en las calles heladas, ante las previsiones de un brusco descenso en las temperaturas en los próximos días.

Los equipos de la Unidad Militar de Emergencias se centraron este domingo en despejar los accesos a los hospitales y al principal centro de distribución de alimentos frescos de la capital. España está también inmersa en una crisis por la pandemia del coronavirus, y los contagios están subiendo desde los feriados navideños.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dijo que el gobierno tomará medidas adicionales para garantizar que la entrega semanal de la vacuna de Pfizer-BioNTech, fijada para el lunes, podrá distribuirse a las autoridades sanitarias regionales en caravanas con escolta policial.

Te puede interesar