El Presidente acusó al macrismo de "administración fraudulenta" y "malversación" del crédito del FMI

Nacionales 01/03/2021 Por Noticlick
Alberto Fernández, en su discurso de la Asamblea Legislativa, apuntó contra el gobierno que encabezó Mauricio Macri y defendió las medidas económicas que se tomaron durante su gestión.

El presidente Alberto Fernández abre este lunes las sesiones ordinarias del Congreso nacional en el marco de un acto distinto, con poco público y el resto de los invitados siguiendo las instancias en la virtualidad en el marco de las disposiciones decretadas de la DISPO por la pandemia por el Covid-19.

Sobre este particular versaron las primeras palabras del mandatario nacional quien aseguró que el coronavirus llegó al país sumiéndolo en una crisis económica mundial y con un sistema de salud en el país quebrado.

Fernández sostuvo que se presentó ante el Congreso nacional con sus "convicciones intactas" y con "la humildad de quien puede reconocer errores y logros compartidos". "También con la certeza de que unidos pudimos dar pasos históricos para mitigar los efectos negativos de la pandemia que aún nos asola", dijo al dar inicio a su mensaje ante la Asamblea Legislativa.

Sin embargo, fue promediando su alocución, plagada de críticas a la gestión que lo antecedió de Mauricio Macri y la oposición que lidera, en la que precisó: "La deuda con el FMI no puede ser vista de otra manera que no sea una administración fraudulenta y una malversación de caudales. Instruí a las autoridades para que inicien querella criminal para determinar a los autores del mayor fraude que nuestra memoria recuerde".

Previamente había señalado: "No dejaré de trabajar por ser el presidente de una Argentina unida a pesar de las acciones arteras de un sector en contra del gobierno. Con esfuerzo, hemos logrado la renegociación de la deuda externa tóxica a la que nos sumergió el gobierno anterior", afirmó. 

El Presidente admitió que el Gobierno no quiere “apurarse” para cerrar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y aseguró que quienes se apuran son “los pícaros” de siempre, y en ese sentido pidió que los responsables del endeudamiento “reconozcan sus errores”.

En su discurso de apertura del período de sesiones ordinarias del Congreso, el primer mandatario señaló que el endeudamiento argentino “no puede ser visto como un caso más” y señaló que esa inquietud es “compartida en el propio organismo de crédito”.

"Para que pongamos fin a las aventuras de hipotecar el país es necesario que endeudarse no sea gratis, y que dejen de circular impunes dando clases de economía en el país y en el mundo aquellos que generan esas deudas", añadió.

"Es imperioso que todos afirmemos nuestro compromiso en no permitir nunca más que se genere un endeudamiento asfixiante a partir de la toma de créditos irresponsables", advirtió además el mandatario nacional. 

Pandemia y aplauso sostenido 
"Hicimos todo lo que estaba a nuestra mano. Nos acusaron de un complot universal", afirmó apuntando contra la oposición, "Desde el primer día enfrentamos críticas y ni un solo día bajamos los brazos", expresó.

"Hemos evitado que se saturara el sistema de salud, fue un logro inmenso", sostuvo Fernández, quien pidió "reflexión colectiva" a las "fuerzas políticas y a la sociedad" en "circunstancias tan excepcionales" como las que se están viviendo en Argentina y en el mundo por la pandemia.

"Afrontamos el incendio (de la Covid) sabiendo que otros habían terminado con el agua", dijo el Primer Mandatario en su discurso de apertura del período de Sesiones Ordinarias del Congreso Nacional.

Relató que se crearon 400 unidades de terapia intensiva y se trabajó en conjunto con los gobernadores. "Este no fue el esfuerzo de un Gobierno sino de una nación", subrayó.  

Tras esto, solicitó al recinto un aplauso largo y sostenido por el esfuerzo realizado por el personal de salud y los argentinos que ayudaron en la pandemia, destacando la labor de empresarios, movimientos populares, iglesias, organizaciones sociales, científicos, fuerzas armadas y de seguridad, diplomáticos, universidades, equipos docentes y directivos en el marco de la pandemia por el coronavirus. 

"Puede resultar difícil valorar aquello que no sucedió, las consecuencias más graves que evitamos no se ven. Para todos estos argentinos que han desplegado su corazón al servicio de los demás, por favor pongamos de pie y brindemos un sostenido aplauso", pidió el mandatario al dar su mensaje ante la Asamblea Legislativa.

Luego repasó las medidas y políticas que tomó su Gobierno para que el impacto de la crisis económica fuese menor y las gestiones realizadas para adquirir las vacunas para combatir el Coronavirus.

Vacunas y errores reconocidos
Al respecto, explicó: "La pobreza aumentó, es una situación grave que vamos a revertir. Creció menos que en el período de 2015 a 2019"

 "Hemos iniciado el mayor operativo de vacunación de la República Argentina. Hoy el 10 por ciento de los países tiene el 90 por ciento de las vacunas, pero seguiremos trabajando para traer más dosis al país", indicó. Cuando se dijo que las reglas fueron transgredidas, me encargué de ello inmediatamente aún cuando algunas medidas me causaron mucho dolor. Ningún gobierno de la tierra puede tener el privilegio de no cometer errores, pero cuando se cometen deben corregirse", manifestó.

"Nos acusaron penalmente por 'envenenar a la población' con la aplicación de la vacuna y ahora, llamativamente, la piden", enfatizó apuntando fuertemente contra la oposición, al tiempo que agradeció las críticas constructivas y fustigó a quienes "sistemáticamente" cuestionan cada medida. Irónicamente disparó: "Los felicito por la perseverancia".

"Cuando debimos hacer aislamiento para recuperar los hospitales que durante cuatro años estuvieron abandonados nos acusaron de "infectadura", recordó.

Anuncios de reactivación
"El fortalecimiento del mercado interno constituye un eje clave para acelerar la recuperación de la producción y el empleo; y para estimular la reactivación del consumo el Gobierno amplió el programa Ahora12", precisó Fernández.

"Avanzaremos en la urbanización de barrios populares, en 2021 serán 400 barrios. Necesitamos que esa acción se mantengan a lo largo de, por lo menos, una década. Estamos frente a la posibilidad real de tener una política de Estado", dijo además.

El Presidente afirmó que el país necesita "exportar más" y sustituir importaciones para "crecer sostenidamente" y dijo que ahora "se premia" a quien "agrega valor" con "menos retenciones".

Durante su discurso ante los representantes de las cámaras legislativas, el primer mandatario recordó que también heredó "tasas de interés que eran impagables" y que se redujeron para que "fueran accesibles" para las Pymes".

Además, anticipó que promoverá un proyecto de "utilización del cultivo de cannabis con fines de industrialización para uso medicinal e industrial", al destacar que la industria de ese producto se "triplicó" en el último tiempo.

También anunció ante la Asamblea Legislativa que el Estado impulsará una "mejora para fortalecer las compras nacionales de medicamentos".

"Frente al cúmulo de medidas sanitarias lanzamos medidas económicas y sociales", dijo y en eso precisó que "el 70% de los empleadores recibieron el pago del salario complementario, préstamos subsidiados, 95% de los asistidos fueron pymes. Creamos créditos a tasa 0. Decretamos la creación del IFE que alcanzó a 9 millones de personas, suspendimos cortes de servicios públicos por falta de pago, prohibimos despidos, doble indemnización".

"Se congelaron las tarifas de servicios públicos. El fluido diálogo social permitió que casi todo el empleo salarial tuviera los aumentos establecidos por la paritaria 2020. Estas políticas amortiguaron pero durante el segundo semestre asomó el impacto más severo. La pobreza aumentó a 40,9%, es una situación grave que vamos a revertir", precisó Fernández en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso Nación.

"Dije al asumir que en mis prioridades estaban los últimos. Nada ha cambiado en mí. No va a haber ningún ajuste que caiga sobre las espaldas de nuestro pueblo. Estamos frente a la posibilidad real de tener una política de Estado como ya lo es la AUH, que se puso en marcha en la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner".

Por otro lado, el Presidente anunció el envío de proyecto para "desdolarizar" las tarifas de servicios públicos y "adecuarlas a una economía que tiene sus ingresos en pesos".

"La pesadilla de tener que decidir entre alimentarse y pagar servicios ha llegado a su fin", afirmó el Presidente al hablar ante la Asamblea Legislativa.

Además, pidió al Congreso que "apure" el tratamiento del proyecto de ley de reducción del impuesto a las ganancias para el salario medio, que permitirá que "más de un millón de argentinos quede liberado de pagar" ese tributo, así como también los jubilados.

"Le pido al Congreso que se apure en el tratamiento del proyecto que permite la reducción del impuesto a las ganancias", dijo tras mencionar otros hitos relacionados con el trabajo como que "la industria recuperó todos los empleos que se habían perdido durante la pandemia".

Fernández expresó también que enviará al Congreso seis proyectos "estratégicos" de ley que conforman una "convocatoria a la unidad nacional" para conformar los "pilares de un gran proyecto de desarrollo".

Al brindar su discurso ante la Asamblea Legislativa, el Jefe de Estado dijo que así como la Ley de "Economía de Conocimiento" es un "logro colectivo", Argentina, argumentó, necesita sumarse a las "cadenas globales de valor a través de la tecnología 4.0".

Sobre el sector de Cultura aseguró: "Le dimos un plazo de gracia de 12 meses. Para los más vulnerables duplicamos los alimentos, se dieron refuerzos de la tarjeta alimentar, AUH y jubilación mínima. Apoyamos a 610 mil huertas familiares, escolares y comunitarias. Pusimos en marcha Argentina contra el hambre, que alcanzo a más de 1.5 millones de familias. También Medicamentos gratuitos para jubilados", enumeró.

Nueva Ley de educación Superior
El presidente Alberto Fernández destacó además el reinicio de las clases en todo el país y anticipó que su gestión impulsará una "ampliación de la distribución de netbooks, un ambicioso programa de formación docente que permitirá mejorar las competencias digitales y una convocatoria para debatir una nueva ley de Educación Superior".

Tras subrayar que "volvieron las clases presenciales que hacían tanta falta", dijo que avanzará en la "creación de una nueva ley de Financiamiento Educativo", que fue creada durante el Gobierno de su "querido y siempre recordado" Néstor Kirchner".

Dijo además que seguirá trabajando "para reducir la brecha digital y universalizar el acceso a la tecnología y la banda ancha en todo el país".

Al hablar ante la Asamblea Legislativa, Fernández enfatizó que "no" va a "permitir" el aumento de los servicios públicos de telecomunicaciones: "No voy a permitir que el negocio de unos pocos sea a costa de millones de argentinos".

Asamblea Legislativa
La vicepresidenta y titular del Senado, Cristina Fernández, dio inicio a las 11.37 a la sesión de la Asamblea Legislativa, en la que el presidente Alberto Fernández dejará inaugurado el 139° período de sesiones ordinarias del Congreso.

A continuación, se izó la Bandera Nacional, se entonará el Himno Nacional Argentino, se designaron las Comisiones de Recepción de Exterior e Interior y se dispuso un cuarto intermedio a la espera de la llegada del primer mandatario al recinto del Congreso.

Te puede interesar