Aumento de las retenciones: desde el Gobierno, aseguran que la medida será temporal

Luego de los anuncios de Alberto Fernández, este sábado Domínguez dio detalles sobre la suba de derechos de exportación a la harina de soja y el aceite

En medio de las repercusiones que generó el aumento del 31 al 33% a las retenciones de la harina y aceite de soja, más la creación de un Fondo de Estabilización del Trigo, desde el Gobierno salieron a defender las medidas, la cuales argumentan que tienen como fin neutralizar "el costo de la tonelada" de dichos productos.

El primero en expresarse fue el propio ministro de Agricultura, Julián Domínguez, quien afirmó este sábado que la decisión del Ejecutivo "no afectará a los productores" y explicó que "once empresas exportadoras" de harina y aceite de soja estarán alcanzadas por la medida.

"La medida establece la suspensión temporaria del diferencial de dos por ciento de los derechos de exportación de harina y aceite de soja del decreto 790/20. La suspensión de estos derechos de exportación harán que vuelvan al 33%, porcentaje que ya las empresas le descuentan al productor", señaló el funcionario.

En conferencia de prensa, el titular de la cartera agraria destacó que "a los productores no se los afectará con esta medida, ya que tributan el mencionado porcentaje". Y detalló: "Esta medida alcanza a once empresas exportadoras de su producto de la soja, de las cuales ocho representan el 95% del total de las exportaciones".

También afirmó que Fernández marcó para ello dos objetivos claros: "Tratar de cuidar a los consumidores y que la medida no perjudique a los productores argentinos". Y siguió: "Por eso el Presidente ha decidido la creación del Fondo Estabilizador Temporal del Trigo Argentino, cuya instrumentación y administración quedará a cargo exclusivamente de la Secretaría de Comercio Interior, que constituirá un fondo fiduciario al respecto y dará en los próximos días las indicaciones".

Qué dicen los decretos sobre las retenciones

Los decretos firmados esta madrugada sostienen que a partir de ahora y hasta el próximo 31 de diciembre, se incrementó la alícuota del derecho de exportación que pagan determinados alimentos, entre los cuales están la harina y el aceite de soja, que pasarán de abonar el 31% al 33 por ciento. En los escritos, las autoridades nacionales sostuvieron que "la invasión de la Federación de Rusia a Ucrania ha afectado en forma significativa el abastecimiento global de productos agrícolas".

Precisaron que "ambas naciones aportan a la seguridad alimentaria total mundial el 28% del comercio internacional de trigo, el 19% del de maíz y el 78% del de aceite de girasol, afectando, particularmente, a dichos mercados, impactando sus precios internacionales y alcanzado alzas históricas".

"Siendo la República Argentina un relevante proveedor global de estos productos, se hace necesario alentar a los productores" locales "para que continúen creciendo" en la venta al exterior de estos cereales y esta oleaginosa "que el mundo demanda", agregaron.

A pesar de la furia que provocó en el sector agrario esta decisión, en Casa Rosada sostienen que "era necesario dictar una medida transitoria y temporal" que aumente las retenciones de otras mercaderías, como la harina y el aceite de soja, "con el fin de que el excedente que se recaude se destine a garantizar políticas tendientes a evitar un costo adicional en los alimentos para la población en general y, particularmente, para los sectores de menores ingresos".

Ya es oficial la creación del Fondo del Trigo

En esta misma línea, mediante el Decreto 132/2022 se creó el denominado "Fondo Estabilizador del Trigo Argentino", un fideicomiso de administración y financiero que tendrá el objetivo de "estabilizar el costo de la tonelada" de este cereal "que compran los molinos" a nivel nacional. El mismo se financiará con el dinero adicional que ingresará por el aumento de las retenciones a la harina y aceite de soja. Con la suba del 31 al 33% se va a subsidiar el precio de la bolsa de harina de 25 kilos que se comercializa a las panaderías.

Con este programa se busca "garantizar un patrimonio de afectación específica que contribuya a mitigar el alza del precio de la tonelada de trigo que requiere la cadena de molienda argentina, considerando los valores, anteriores al conflicto (en Ucrania), de las mercaderías involucradas".

La noticia llega horas después del mensaje grabado que emitió el viernes Alberto Fernández, en el que, sin brindar demasiados anuncios, dio una serie de medidas que impulsará el Gobierno en el marco de la "guerra contra la inflación".

Te puede interesar