Impacto mundial: Argentina perdió en su debut en Qatar

En el inicio de Qatar 2022, el conjunto de Lionel Scaloni mostró una pobre versión y cayó 2 a 1, ante un rival que dejó la vida en cancha.

En el inicio de Qatar 2022 el conjunto de Scaloni mostró una pobre versión y cayó 2 a 1, ante un rival que dejó la vida en cancha. Escasa actitud, poca reacción y ahora la permanencia en la Copa del mundo está en riesgo.

No fue culpa del VAR, aclaramos, más allá de que es la herramienta más perjudicial por el fútbol y que le anuló dos goles a Argentina de dudosa justificación pero en cancha, en el estadio Lusail de Doha, tuvo su actuación más opaca en años y por eso terminó cayendo penosamente ante Arabia Saudita por 2 a 1 que fue dueño de las emociones de principio a fin. Mal arranque del conjunto de Lionel Scaloni, que estuvo lejos de ser el convincente equipo que levantó la Copa América.  

Y no hubo caso, faltó actitud y rebeldía. Los árabes jugaron una final, Argentina caminó la cancha, incluido Lionel Messi y el resto. Hasta hubo jugadores lesionados que pagaron sus facturas como Cristian Romero, Leandro Paredes y el Papu Gómez, pero con los cambios no hubo tampoco esa reacción espiritual esperada. El rival metió, se tiró al piso, fue hasta pícaro para marcar y desde lo anímico terminó edificando un resultado histórico, para cortarle de paso el récord invicto de 37 partidos.  

¿Qué pasó con la filosofía de juego? Es cierto que complicaron las lesiones, pero esta versión pobre confunde a todos. Argentina se puso en ventaja por un agarrón en el área, vía Var, para que Messi estableciera el gol. Después le anularon dos goles a Messi y a Lautaro Martínez, este último dudosa, pero nada pudo torcer la mirada del juez. 

En el complemento llegó la siesta total, los golazos de AlSherhi sorprendiendo a la defensa y el zapatazo de Al Dawsari, al ángulo, ante la pasividad de la última línea argentina.  

Entraron Lisandro Martínez, Enzo Fernández y Julián Álvarez pero no alcanzó para modificar el relato. Tuvo una Tagliafico, un tiro libre de Messi que pasó cerca, una de cabeza y poco más para resaltar, demasiado escaso todo para torcer el partido ante la "cenicienta" del grupo.  De Paul intentó tomar las riendas pero lejos estuvo de la precisión que lo caracteriza. 

El estadio fue todo verde, en cantos  y en cantidad, opacando a la tribuna argentina que quizás fue mayoría. Replanteos en el búnker argentino, el candidato se despinta y queda en riesgo la permanencia en Qatar 2022. En cancha y en tribunas, fue todo puro nervosismo.  Y se juega una final ante México.  

Te puede interesar