Bono de $24.000 para trabajadores privados: quienes lo cobrarán y qué montos serán

El bono de fin de año alcanza a más de 4 millones de trabajadoras privados. Será de $24.000 para los trabajadores que perciben salarios netos menores o iguales a $161.859, o la diferencia entre $185.859 y los salarios netos superiores a $161.859.

Nacionales Noticlick Noticlick

El Gobierno oficializó este sábado el bono de fin de año para trabajadores privados y beneficiarios del Potenciar Trabajo mediante un decreto y una resolución, respectivamente.

El bono de fin de año alcanza a más de 4 millones de trabajadoras privados y a los 1.300.000 titulares del plan Potenciar Trabajo.

- Se trata de una asignación no remunerativa por única vez para los trabajadores y las trabajadoras en relación de dependencia del sector privado

- Será de hasta $24.000 y será abonada por los empleadores en diciembre

Quienes lo cobrarán y qué montos serán

- Será $24.000 para los trabajadores y las trabajadoras que perciben salarios netos, correspondientes al devengado en el mes de diciembre de 2022, menores o iguales a $161.859.

- Si se cobra más de $161.859, la suma del bono será el monto que le falte al empleado para alcanzar con su sueldo los tres salarios minimos ($185.859).

- Si se trabaja menos horas a las del convenio colectivo, el calculo del bono será proporcional

En el caso de las pymes, la mitad del bono que debe pagar cada empresa podrá ser deducible del impuesto a las Ganancias, y el Estado asume el pago de la otra mitad.

Respecto de empleadores o empleadoras del "Régimen de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares", el importe abonado en concepto de la asignación no remunerativa.

Los empleadores del "Régimen de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares" podrán solicitar el reintegro de hasta el 50% de lo abonado por este concepto.

Te puede interesar
Lo más visto
1718568190721

Se incendió el viejo techo del Megaestadio

La Arena
Provinciales

Un incendio de considerable magnitud se desató esta tarde en un sector contiguo al Megaestadio. Las placas que integraban el viejo techo de la construcción se prendieron fuego y generaron un humo tóxico. Los bomberos solamente pudieron trabajar sobre un sector que no había sido alcanzado por las llamas porque las placas que ya estaban incendiadas están elaboradas con un material que facilita que se avive el fuego si se le echa agua.