La variante Delta que preocupa al mundo: especialistas explican si el coronavirus seguirá mutándose

La variante originada en la India es la causante de más del 90% de los contagiados actualmente en el Reino Unido.

Durante el auge de la pandemia por coronavirus en 2020 se creía que si el 60 o el 70% de la población tuviera anticuerpos al SARS-CoV-2, ya sean adquiridos por la vacuna o habiéndose contagiado, casi todos los ciudadanos estarían protegidos y así se cesarían los futuros contagios. Se lo llamaba “inmunidad de rebaño”.

Sin embargo, a pesar de que varios países han avanzado rápidamente con sus planes de vacunación, otros no tanto. Algunos incluso no han recibido una vacuna. El coronavirus fue más veloz que el mundo y comenzó a mutarse.

En un año de pandemia se detectaron cuatro variantes “de preocupación” y otras seis “de interés”, según califica la OMS. La última en formar parte del primer grupo es la Delta, que ha logrado evadir la inmunidad de las vacunas.

Se vio una gran cantidad de aumentos de casos en el Reino Unido como consecuencia de esta nueva variante. Un país donde tres de cada cuatro adultos ya tienen al menos una dosis de la vacuna. Según informan reportes oficiales británicos, más del 90% de quienes cursan la enfermedad en este momento se infectaron con la Delta.

Esta variante se originó en la India y es un 60% más contagiosa que la Alpha. Además, tiene un 1,8% más probable que el contagiado deba ser internado. Asimismo, las distintas vacunas están disminuyendo su eficacia respecto a la Delta.

A pesar de que el promedio de 8.210 casos diarios del Reino Unido significa que los contagios se cuadriplicaron en poco más de un mes, ese número solo comprende al 13% del pico de casos reportados en enero.

La opinión de un especialista
El virólogo Jorge Quarleri, bioquímico de la UBA e investigador principal del Conicet, explica que la aparición de esta nueva variante, que aún no llegó a Argentina, es una de las razones por la cual aún no se pueden relajar las restricciones nacionales ni internacionales.

“La Delta nos está planteando definitivamente un desafío que seguramente nos obligará a pensar si es necesario hacer la actualización de la vacuna contra el Covid-19″, dijo.

Además, explicó que los estudios de laboratorio han demostrado que la Delta “se multiplica con una eficiencia sustancialmente mayor respecto de variantes precedentes” y que tiene más oportunidades de vencer tanto por “cantidad de soldados”, porque la variante “planta en el árbol respiratorio una cantidad de virus superior a otras variantes”, y por capacidad de camuflaje.

“Los soldados de la Delta parecerían tener una cirugía estética lo suficientemente sofisticada de modo que los anticuerpos generados por las vacunas, cuando le ven la cara a su oponente, no logran reconocerlo exactamente en todas sus partes”, agregó.

“Mientras tengamos países hiper poblados en los que las condiciones higiénico sanitarias no permitan que haya un nivel de cobertura tal como para que el virus no siga encontrando hospedadores en los que replicarse y va a seguir generando variantes”, concluyó, explicando que la vacunación no basta.

¿Qué variantes hay en Argentina?
La directora nacional de Epidemiología, Analía Rearte, habló con Clarín y explicó que la frecuencia con la que surgen las nuevas variantes de coronavirus, “con estos niveles de circulación en el mundo es algo esperable y normal en la biología de los virus”.

“Como la gripe, que todos los años varía, los virus continuamente van teniendo mutaciones y cambios. Eso es normal. Lo que pasa es que cuando estos cambios afectan a algunas proteínas que van en relación a la transmisibilidad o la gravedad de la enfermedad que provocan, es que se empiezan a generar problemas”, continuó.

La variante Delta fue detectada en el aeropuerto a fines de abril en dos personas, pero fueron contenidas y por eso no logró esparcirse. Por eso, especialistas y funcionarios públicos aseguran que hay que intentar demorar su circulación comunitaria el mayor tiempo posible.

Las variantes que sí circulan en el país en gran cantidad son las de Gamma (Manaos, “de preocupación”), Lambda (Andina, “de interés”) y la Alpha (Británica, “de preocupación”).

“Con estas variantes y estas vacunas que tenemos hoy (Sputnik-V y Astrazeneca, principalmente), tanto en una como en dos dosis, es muy buena la efectividad. ¿Qué es lo que va a suceder más adelante? No lo sé. Esperamos que puedan seguir siendo efectivas contra todas las demás variantes”, agregó la funcionaria.

Sin embargo, aclaró que “la parte más difícil que era generar las vacunas para el SarsCov2, ya la pasamos, porque no es lo mismo tener que desarrollar una vacuna de cero que tener que ajustar o acomodar una vacuna a determinada variante distinta”.

Josefina Campos es bioquímica coordinadora de la Plataforma Genómica de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) “Dr. Carlos G. Malbrán”, el ente nacional de referencia. Además, lidera el equipo que vifila el coronavirus desde que llegó al país.

“El virus evoluciona y cambia y muta y generar nuevas variantes si el virus circula. Siempre que podamos cortar de alguna manera la circulación del virus, con todos los comportamientos que ya conocemos todos y la vacunación, ayuda. Pero respecto a la evolución del virus, si la aparición vacunal influye o no esto no lo vamos a saber hasta ver más adelante cómo va respondiendo el virus”, analizó.

En conversación con Clarín, Campos explicó que todavía no se puede determinar si se hará una vacunación anual o refuerzo anual de las vacunas para combatir a la Delta, como había adelantado el laboratorio ruso Gamaleya.

“Los virus ARN, como el Covid-19, cuando se reproducen, en esa necesidad de generar muchas partículas virales, cometen errores. Algunos de esos cambios en el genoma, que llamamos mutaciones, continúan en el tiempo y generan variantes. Este virus es un virus ARN que particularmente tiene un sistema por el que corrige estos errores, con lo cual incluso tienen una tasa de mutación menor a otros, como el HIV por ejemplo”, añadió.

Te puede interesar