Asalto en Lonquimay: buscan con drones a dos prófugos del ataque

Una mujer de 83 años fue víctima ayer a la mañana de un violento robo en su domicilio de Lonquimay. Dos individuos ingresaron a su casa, otro se habría quedado en el auto, y luego de amordazarla y atarla, le sustrajeron alrededor de 100 mil pesos. En Uriburu, la policía logró detener a uno de los sospechosos del asalto, que es de Santa Rosa. Hay otros dos que, hasta anoche, seguían prófugos y eran intensamente buscados.

Fuentes policiales dijeron a LA ARENA que cerca de las 11.45, dos hombres tocaron el timbre en el domicilio de un matrimonio adulto mayor, ubicado sobre San Martín al 200. En el fondo del patio, que da sobre la calle Núñez, el hombre tiene un taller mecánico. "La dueña de la casa atendió y en ese momento los individuos, uno de ellos con un elemento en la mano, le preguntó si estaba el marido porque necesitaban arreglar una pieza del auto. Al responderle que no se encontraba, fue arrastrada hasta la cocina donde la ataron con sogas, le pusieron un trapo de mordaza, y luego la llevaron hasta el baño", señalaron los voceros. La mujer sufrió un golpe y lesión en un brazo y en la boca. Los intrusos revisaron la casa y se llevaron dinero en efectivo (100 mil pesos).

Dos vecinos aportaron datos de inmediato porque observaron el auto y a tres personas en su interior. Uno de los pobladores observó que de la casa de los adultos mayores salieron corriendo dos hombres e ingresaron a un auto VW Bora de color gris, sin las chapas patentes colocadas. El testigo persiguió el auto por unos minutos, el cual salió por un camino de tierra hacia la ruta nacional 5, con dirección a Santa Rosa. Luego el vecino se dirigió a la subcomisaría donde expuso lo sucedido.

La otra testigo también le dijo a los uniformados que vio el Bora estacionado en la esquina de Italia y San Martín, que no tenía la patente y que la chapa estaba sobre el torpedo delantero.

Un detenido.

Luego de tomar conocimiento, la policía local dio aviso a la comisaría departamental Catriló y al resto de las dependencias cercanas sobre el violento robo y la descripción de los autores y el auto en el que se movilizaban por la ruta 5.

A las 12.25, personal de la subcomisaría de Uriburu observó en un domicilio ubicado en el acceso a un Bora similar al buscado. El conductor (24 años) se había acercado a ese lugar en busca de un críquet para realizar el cambio de un neumático pinchado. Enseguida fue reducido y trasladado a la dependencia policial. "Tiene antecedentes policiales", señalaron los voceros. El auto quedó secuestrado y se espera que la Justicia disponga su apertura para saber si el dinero y -posiblemente- otros objetos de valor están allí.

Policías de las localidades pampeanas ubicadas sobre la ruta 5 y algunas cercanas, como Miguel Riglos, a las que se sumaron efectivos de varias áreas de la Unidad Regional I (la Brigada de Investigaciones, la Sección Canes, Seguridad Rural y Accidentología) realizaron un amplio operativo en la ruta y en los campos cercanos a Uriburu en búsqueda de los prófugos. Incluso se observó a un dron y un parapente de un particular. Se iniciaron actuaciones judiciales por "robo" con intervención de la fiscalía de delitos contra la propiedad. La víctima fue atendida por personal de Salud de las heridas y en la contención.

 

 

Te puede interesar