Imputaron a dos pampeanos por amenazar al hijo del Presidente

Nacionales Por la arena
Dos hermanos oriundos de Eduardo Castex fueron acusados de haber amenazado de muerte y haber discriminado a través de las redes sociales a Estanislao Fernández, el hijo del presidente Alberto Fernández.

La novedad fue dada a conocer por La Nación en base a fuentes con acceso al expediente penal. Según consignó el medio porteño, los sospechosos -de 36 y 47 años- fueron acusados de «amenazas y tenencia de armas», y por incumplimiento de la Ley de Discriminación.

En esa línea, precisaron que la causa se inició el martes pasado tras la denuncia del damnificado. A raíz de esto, la causa recayó en el Juzgado Federal N° 12, subrogado por el juez federal Sebastián Casanello.

Según informaron los voceros consultados por La Nación, en la denuncia se aportaron capturas de las amenazas de muerte y de violencia de género sufridos por Estanislao Fernández. Estas se habrían realizado por Instagram, Facebook, Youtube y correos electrónicos.

Allanamientos.

En la investigación intervino la División Investigación Delitos Tecnológicos de la Policía Federal Argentina (PFA). Las fuentes consultadas por el medio porteño señalaron que «lo primero que se hizo fue pedir información de carácter urgente a las empresas propietarias de las plataformas digitales y se determinó que las publicaciones amenazantes y discriminatorias había sido hechas desde la localidad de Castex, en La Pampa».

Luego, se identificó a los presuntos autores y el magistrado libró la orden de allanamiento en el domicilio desde el que, según la dirección de IP, se habían hecho las amenazas. En ese marco, los efectivos incautaron teléfonos celulares, una computadora y un arma de fuego calibre 22. A su vez, agregó el medio, los dos sospechosos quedaron detenidos.

Formalización.

Los hombres fueron formalizados vía Zoom el domingo. Según fuentes de la causa consultadas por La Nación, «el imputado de 36 años reconoció los hechos y se hizo responsable».

El magistrado dispuso la prisión domiciliaria para el sospechoso que se hizo cargo de las amenazas y hechos discriminatorios. En cambio, su hermano fue excarcelado pero será monitoreado con una tobillera electrónica.

«Las amenazas y actos discriminatorios por los que quedaron imputados fueron los hechos registrados en la plataforma Instagram y en los correros electrónicos», afirmaron las fuentes consultadas.

Te puede interesar