Muerte del camionero: uno de los detenidos negó haber arrojado piedras

Uno de los tres detenidos por el homicidio negó haber sido quien arrojó el piedrazo, mientras que los otros dos imputados se negaron a declarar.

Uno de los tres detenidos por el homicidio del camionero Guillermo Jara, quien murió apedreado en la cabeza tras ser perseguido y atacado por transportistas luego de eludir un piquete cerca de la ciudad bonaerense de Daireaux, negó haber sido quien arrojó el piedrazo, mientras que los otros dos imputados se negaron a declarar, informaron fuentes judiciales.

Federico Javier Fernández (34) fue el único de los tres acusados que declaró y contestó preguntas al ser indagado hoy en las fiscalías de Trenque Lauquen, aunque, según reveló este mediodía su abogado, Pedro Goldenberg, se desvinculó del ataque al afirmar que sólo iba de “acompañante” en la camioneta desde donde partió el proyectil.

Los otros dos acusados que se negaron a declarar ante el fiscal de la causa, Fabio Arcomano, fueron Darío Javier Martín (46) y Fabián Paredes (44).

A los tres, el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) les imputa el delito de “homicidio simple”, que prevé una pena de 8 a 25 años de prisión.

Al término de las indagatoria, el abogado Goldenberg, quien solo representa a Fernández en el expediente, contó a la prensa en la puerta de la fiscalía que su defendido “contó lo que en los medios ha trascendido”.

“Dijo que hubo una trifulca donde él simplemente intentó separar. En un momento, le piden que suba a una camioneta, él creía que era para ayudar, para identificar un supuesto ilícito, llamaron a la policía y demás”, señaló el defensor.

Goldenberg remarcó que su cliente se subió a la camioneta Fiat Strada “en calidad de acompañante” y adelantó que hay videos de cámaras donde se podrá corroborar que Fernández viajaba allí y que por lo tanto no fue la persona que desde la caja de la camioneta arrojó el cascote que le causó la muerte a Jara.

“Él no tiró piedras. No hay manera que en una camioneta Fiat Strada yendo de acompañante, pueda ver lo que pasa con otra persona en la caja. En eso, no pudo prestar colaboración”, afirmó el abogado.

Además, Goldenberg sostuvo que, a su criterio, y luego de las explicaciones brindadas por su cliente ante el fiscal, a Fernández “ni siquiera le cabe una imputación como partícipe secundario”, aunque afirmó que ahora “habrá que ver qué dice el fiscal”.

El letrado también dijo que “Fernández está muy afligido por el fallecimiento de un compañero de un colega de él, porque los dos son empleados de empresas de transportes”

“Quiero aclara que él no es propietario, ni integra ninguna asociación de autoconvocados. Él era un empleado que cumplía horarios y que por entonces había un paro y fue convocado con su unidad a contribuir con ese piquete”, agregó.

El hecho
El hecho ocurrió el lunes pasado, cuando Jara (45), un chofer oriundo de General Rodríguez, circulaba por la ruta provincial 65 a bordo de un camión y detuvo la marcha a la altura de uno de los piquetes de transportistas que reclamaban por la falta de gasoil, n el ingreso a la ciudad de Daireax

Según determinaron los pesquisas en base a la declaración de testigos, Jara intentó continuar su camino, lo que motivó una discusión con los manifestantes.

Algunos testigos presenciales dijeron que en ese momento se originó una pelea, en la que varios manifestantes golpearon y arrancaron la ropa del camionero, quien de todas formas logró ascender nuevamente al camión.

Jara huyó del lugar, pero fue perseguido por tres vehículos, y uno de los cuales –una camioneta en la que viajaban los tres imputados-, lo sobrepasó, dobló en "U", y lo cruzó en sentido contrario.

Según la investigación, desde la caja de esa camioneta le arrojaron a Jara un cascote que, según dijo el fiscal, a modo de "misil" y a una velocidad calculada en 150 kilómetros por hora, perforó el parabrisas del camión e impactó en la sien izquierda de la víctima, quien perdió el conocimiento, el control del camión, se accidentó y posteriormente murió.

La autopsia concluyó que la muerte de Jara fue producto de un "shock neurogénico, lesión de centros nerviosos vitales y traumatismo grave de cráneo por pérdida de masa encefálica".

Los restos de Jara fueron velados desde ayer en General Rodríguez y serán inhumados hoy en el cementerio local.

Fuente: Télam

Te puede interesar