Dos personas fueron detenidas por robar bombas de agua y un molino de un predio rural en Macachín

Por medio de una investigación iniciada gracias a los dinámicos operativos de control llevados a cabo en diversos puntos estratégicos de las zonas rurales por la División de Seguridad Rural de la Unidad Regional I, a cargo de David Rinaldi, se detuvo a dos personas de la localidad de Macachín por el hurto de bombas de agua sumergibles y una máquina de molino en un predio de la zona.
256652_img-20201003-wa0010

Las actuaciones comenzaron en la madrugada del pasado jueves, cuando personal policial de la mencionada división identificó en la Ruta Provincial N° 14, cerca del kilómetro 70, un auto Renault Clio con dos ocupantes mayores de edad, quienes circulaban de forma sospechosa.
Al identificarlos, se constató, a simple vista, que en el asiento trasero llevaban dos bombas de agua sumergibles, con sus respectivos cables. Estos manifestaron que la trasladaban para su reparación ya que eran propiedad del encargado de un predio rural de la zona.

75300_img-20201003-wa0009

Los efectivos realizaron las averiguaciones pertinentes, donde se constató que las bombas sumergibles habían sido robadas de un predio de la zona rural de Macachín. Consecuentemente el vehículo en el que se trasladaban fue secuestrado y los hombres fueron imputados notificados en carácter de detenidos preventivos, siendo alojados en la Comisaria Departamental Toay correspondiente a la UR-I.

136566_img-20201003-wa0008

Tras estos sucesos y la posterior denuncia del encargado, propietario de las bombas hurtadas, se diligenció Orden de allanamiento sin número, a la vivienda de los detenidos, librada por la Oficina Judicial de la Primera Circunscripción Judicial, con intervención de la Fiscalía Temática de Delitos contra la Propiedad y Juicios Directos. Durante el accionar se procedió al secuestro de una máquina de molino, una caja de madera con respectivas aletas y varillas y accesorios correspondientes a la misma máquina.
Se estima que el valor de los elementos sustraídos y posteriormente recuperados superan los $500 mil.

Te puede interesar