Semana de prevención de Síndrome Urémico en La Pampa

En el marco de la Ley Provincial N°2293, Decreto N° 2339/06, se estableció a la segunda semana de noviembre de cada año y en el ámbito de La Pampa: la “Semana de la prevención y conocimiento del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH)”.

La misma está fundamentada en que la Provincia tiene una de las mayores tasas de incidencia de esta patología y es la primera causa de insuficiencia renal aguda y de transplante renal en niños menores de cinco años.
Desde la Mesa de Zoonosis ( conformada por Ministerio de Salud, Ministerio de la Producción, Colegio de Veterinarios, Senasa, INTA y Facultad de Veterinaria) se trabaja en la prevención y control de esta enfermedad. 
El SUH es una enfermedad endémica  grave que se transmite por alimentos contaminados por una cepa de la bacteria Escherichia Coli, productora de una toxina que suele estar presente en la materia fecal de animales y personas.
En el país la distribución de los casos no se registra en forma homogénea. Existen algunas zonas donde, debido a las altas tasas de casos ocurridos, resulta necesario reforzar las medidas de comunicación y difusión de las medidas de prevención.

¿A quiénes afecta?
Es importante tener en cuenta que el SUH afecta particularmente a niños, ancianos y aquellos que -por padecer otras enfermedades- tienen su sistema inmunológico deprimido. Por eso, en algunos casos puede llegar a provocar la muerte.

Manifestaciones de la enfermedad
El SUH puede presentarse a través de los siguientes síntomas en las personas: fiebre, vómitos y diarrea, sangre en las heces, irritabilidad, debilidad y somnolencia, falta de producción de orina, palidez, hematomas, hemorragias subcutáneas en forma de pequeños puntos rojos (petequias) y coloración amarillenta de la piel (ictericia).
Ante la presencia de alguno de estos síntomas en menores de 5 años -pueden estar acompañados de fiebre- se recomienda llevarlos inmediatamente a la consulta médica.
Una vez diagnosticado el SUH, un especialista propiciará lo que se denomina “tratamiento de soporte” a fin de contrarrestar los síntomas, en función de la edad, del nivel de gravedad y de la tolerancia a los medicamentos de cada paciente.

Medidas de prevención
Si bien a través de Senasa y de Ministerio de la Producción se minimizan los riesgos de transmisión de la bacteria a los alimentos a partir de los controles permanentes en faena, fiscalizando y certificando la calidad, sanidad e inocuidad de los agroalimentos, es fundamental que los consumidores adopten adicionalmente una serie de cuidados al comprar, trasladar, almacenar, cocinar y consumir alimentos, como son:
- Cocinar bien la carne hasta que pierda el color rosado.
- Consumir agua potable o segura.
- Lavar bien frutas y verduras.
- Evitar la contaminación cruzada de los alimentos
- Consumir lácteos pasteurizados.
- Lavar siempre tus manos con agua y jabón.
- Mantener la cadena de frío de los alimentos
 

Te puede interesar