TRENEL: tres años del femicidio de Sonia Alvarado

Zonales Por
“No estamos todas... tres años sin Sonia Alvarado”, publicó la agrupación Tamboras del Viento. El autor del crimen fue condenado en 2017 a prisión perpetua y el fallo fue ratificado por el Tribunal de Impugnación Penal y el Superior Tribunal de Justicia.
sonia

El 22 de noviembre de 2016, un femicidio conmocionó una vez más a la provincia. Marcelo Antonio Pérez -en ese momento de 50 años- golpeó y asesinó con una cuchilla a Mirta Sonia Alvarado (44) en una vivienda del barrio FONAVI de la localidad de Trenel. Casi un año más tarde, Pérez fue condenado a prisión perpetua y el fallo fue ratificado por el Tribunal de Impugnación Penal y el Superior Tribunal de Justicia. Como cada año, la Agrupación Tamboras del Viento recordó a Sonia mediante un posteo en Facebook. “No estamos todas... tres años sin Sonia Alvarado. No olvidamos”, publicaron.

Durante el juicio desarrollado en 2017, los jueces Marcelo Luis Pagano, Carlos Federico Pellegrino y Alicia Paola Loscertales establecieron que “Pérez, desobedeciendo la prohibición de acercamiento y de todo tipo de contacto y comunicación para con Mirta Sonia Alvarado, ingresó a la vivienda donde vivía la damnificada y, ya en el interior de la habitación matrimonial, previo una discusión posiblemente originada en la negativa de la víctima de mantener relaciones sexuales, le propinó un golpe en la región derecha de su rostro para luego cortarla en la zona del cuello con una cuchilla con mango de plástico color blanco y hoja de acero, lo que provocó su muerte en forma casi inmediata, siendo la causa específica del deceso un shock hipovolémico por degüello”.

Pérez tenía antecedentes violentos ya que unos meses antes golpeó brutalmente a la víctima y por tal motivo regía sobre él una orden de restricción de acercamiento y comunicación. Sin embargo, las fallas en los mecanismos de control por parte del Estado permitieron que el golpeador llegara hasta la casa de su ex y la matara. El autor del hecho intentó quitarse la vida, pero no lo logró. Después de estar internado varios días, fue dado de alta, formalizado y se le dictó prisión preventiva a la espera del debate.

Más tarde, Pérez fue condenado, por dos legajos, a prisión perpetua. En el primero como “autor material y penalmente responsable de los delitos de lesiones leves agravadas por haber sido cometidas contra la persona con quien mantiene una relación de pareja, amenazas simples y tenencia de armas de fuego de uso civil sin la debida autorización”. Y también se lo condenó por “homicidio doblemente agravado por ser cometido contra la persona con quien ha mantenido una relación de pareja, y por ser perpetrado por un hombre contra una mujer mediando violencia de género, y desobediencia judicial”.

La defensa del condenado recurrió la pena ante el TIP, pero los jueces Mauricio Piombi y Fernando Rivarola no hicieron lugar a los argumentos de recusación del defensor particular y confirmaron la sentencia en todos sus términos. Como última instancia, la defensa de Pérez recurrió al Superior Tribunal de Justicia, donde recibió la misma respuesta: la confirmación de pena a través de una resolución de los ministros Fabricio Luis Losi y Hugo Oscar Díaz.

Te puede interesar