Investigan si un hombre que tenía coronavirus murió por “hongo negro” en San Isidro

Nacionales 19/06/2021 Por Noticlick
Ocurrió hace un mes. Se trata de un hombre de 35 años con distintos antecedentes de riesgo que podría convertirse en la primera víctima fatal por esta patología en la Argentina.

La muerte de un hombre de 35 años que vivía en Lomas de San Isidro está bajo investigación en el Ministerio de Salud de la Nación porque podría convertirse en la primera víctima fatal por “hongo negro” en la Argentina, una peligrosa afección derivada del coronavirus.

Fuentes de la investigación informaron a TN.com.ar que el caso ocurrió a mediados de mayo y participan de la pesquisa especialistas de Provincia de Buenos Aires y del Instituto Malbrán.

El paciente desarrolló la enfermedad de manera agresiva y en la mitad de su internación comenzó a manifestar síntomas de “mucormicosis”, las características manchas oscuras que le dan el nombre de “hongo negro” a esta patología. Lo que está bajo investigación por estas horas es si las complicaciones de esta afección fueron determinantes para causarle la muerte. Según pudo confirmar TN.com.ar, el paciente tuvo una trombosis de la carótida con necrosis facial.

Qué es el “hongo negro” y quiénes son los pacientes más propensos
“Es un conjunto de hongos muy raros que, en general, afecta las cavidades paranasales, las vías aéreas y los pulmones. Se ve en pacientes con diabetes o trasplantados, que son inmunodeprimidos. Cómo no es común, se piensa poco en este diagnóstico y su avance puede ser mortal”, explicó a Con Bienestar Andrés Politi (M.N. 73.970), dermatólogo, docente y miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología.

La mucormicosis es de distribución mundial. Los hongos se encuentran en el ambiente, en suelo, en plantas o alimentos en descomposición. El ´hongo negro’ pertenece al orden de los hongos hialinos ‘Mucorales’ en el que se agrupan distintos géneros y especies como Mucor, Rhizopus, Lichteimia o Cunninghamella, entre otros. El hongo penetra en los vasos sanguíneos y puede ocasionar necrosis o muerte de tejido, afectando los senos paranasales, la región orbital y hasta al cerebro”, explicó la bioquímica, doctora en Medicina e investigadora del CONICET, Roxana Gabriela Vitale.

La mucormicosis afecta en especial a pacientes con un cuadro de diabetes no controlada, aquellos que están inmunodeprimidos o quienes transitaron una leucemia o un trasplante de médula ósea. También a quienes utilizaron esteroides durante su tratamiento contra el coronavirus para reducir la inflamación en los pulmones.

Según alertaron especialistas, este tipo de hongo encuentra una lesión y a medida que avanza va matando el tejido. A veces afecta a pacientes quemados o un accidentado de tránsito.

Entre los síntomas que padecen estos pacientes, suelen estar la congestión y sangrado nasal; hinchazón y dolor en el ojo; párpados caídos; visión borrosa y finalmente, ceguera. Incluso, se pueden generar manchas negras en la piel alrededor de la nariz.

Gaurav Kumar, médico residente del Hospital Ram Manohar Lohia, argumentó que el surgimiento del “hongo negro” se debe, muchas veces, a que este uso de medicamentos esteroides para inhibir los síntomas del COVID-19, “dispara el nivel de azúcar en la sangre y en aquellos pacientes con glucemia incontrolable aumentan las posibilidades de infección por hongos”.

En la India, se diagnosticaron más de 9 mil casos. Se detectaron pacientes aislados en Uruguay, Estados Unidos, Brasil, México, España, Italia, Austria, Irán y, más recientemente, en la Argentina.

Vitale agregó que hay varios factores predisponentes que facilitan la coinfección con hongos: largos períodos de internación en terapia intensiva, administración de corticoides y antibióticos de amplio espectro, epitelio respiratorio dañado, disfunción mucociliar, daño alveolar, desregulación inmunológica, parálisis inmunitaria local y comorbilidades, entre otros. “Por este motivo, es de sospechar y esperar la asociación de COVID-19 con estas infecciones”, manifestó.

“En pacientes críticamente enfermos con neumonía viral grave, las coinfecciones son complicaciones bien conocidas”. Y se refirió también a la aspergilosis pulmonar invasiva asociada con el COVID-19, coinfección que se denomina con las siglas CAPA “y que requiere un pronto diagnóstico para administrar un tratamiento de manera oportuna”.

También se han reportado casos de pacientes con COVID-19 con presencia de hongos en sangre (fungemia), ocasionada por levaduras del género Candida spp. y no Candida como por ejemplo, Trichosporon spp., Cryptococcus, Rhodotorula spp y Sacharomyces. Otras infecciones reportadas en pacientes con coronavirus fueron micosis sistémicas endémicas y neumocistosis (infección pulmonar provocada por el hongo Pneumocystis jirovecii).

Te puede interesar