Bronquiolitis: Salud recomendó prestar atención a los signos en los más pequeños

Provinciales 13/07/2021 Por Noticlick
Adrián Polimandi, neumonólogo infantil de la Dirección de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la Provincia, referente de IRAB (Infecciones Respiratorias Agudas Bajas), dialogó con la Agencia Provincial de Noticias para hablar de la bronquiolitis, sus medidas preventivas y las pautas de alarma a tener en cuenta.

Los virus son la principal causa de bronquiolitis y neumonía en menores de 5 años. “Son dos enfermedades diferentes, la neumonía es un compromiso más localizado en los pulmones por fuera de los bronquios, que puede ser viral o bacteriano”.
La bronquiolitis es una enfermedad pulmonar aguda de las vías respiratorias bajas que se presenta en niños menores a 2 años y tiene causa viral. Se presenta por una infección que comienza por la vía respiratoria superior, con cuadro de resfrío, tos, fiebre baja, pudiendo evolucionar con diferentes grados de dificultad repiratoria. Sin duda el mayor compromiso lo presentan los menores de 1 año, y principalmente los menores de 6 meses.
Polimandi expresó que el 3% de niños sanos, que cursan un cuadro de bronquiolitis pueden llegar a una internación y de esos pacientes la mortalidad alcanza al 1 %. “Diferente es si el chico tiene un factor de riesgo asociado, cuando es prematuro, desnutrido, presenta enfermedad pulmonar crónica, o una cardiopatía. Esto incrementa la posibilidad de internación en un 35%, con mayor riesgo de ingreso a terapia intensiva”.

Prevención
En la época invernal se multiplican los casos en los lugares donde hay hacinamiento porque hay mayores posibilidades de contagio, si el niño no tiene lactancia materna, si hay cigarrillo en el ambiente o durante el embarazo, “porque eso condiciona que el chico crezca con las vías respiratorias más pequeñas, por lo que le da más complicaciones en estos episodios. También en los embarazos no controlados. Es necesaria la vacunación completa en el embarazo y cuando el niño nace.  Porque si conjuntamente con la bronquiolitis, contrae un virus que puede ser prevenido por vacunación, complica mucho más la situación. Un niño prematuro o de bajo peso, tiene que hacer los controles mucho más rigurosos, porque ellos son quienes tienen mayores probabilidades de complicación” señaló el profesional..
La bronquiolitis no tiene un tratamiento específico, “son todos tratamientos de sostén. Si es bebé, se debe continuar con la lactancia materna, mantenerlo sin fiebre, que no pase frío ni se sobre caliente y en un ambiente ventilado, libre de contaminación”, detalló. 
En la mayoría de los casos en el término de 10 días, la enfermedad se resuelve. El 97% de los chicos lo pasan en la casa sin mayores complicaciones.

Pautas de alarma
Se trata de prestar atención a cómo se ve el niño a diario. “A veces se puede notar en que duerme demasiado, que está demasiado irritable, que tiene dificultad para respirar, que está agitado, que vomita, o tiene rechazo de la lactancia. Estas son situaciones que llaman la atención por la cual tienen que hacer la consulta con el médico de manera urgente”. Puede presentar fiebre, pero no es una característica principal, “la característica es la secreción u obstrucción de la vía respiratoria superior. Tos con secreciones o tos seca y un grado variable de dificultad respiratoria, con silbidos en el pecho”.
Recomendó que “cuanto más chico en edad sea el niño, más rápido tienen que hacer la consulta, porque una dificultad respiratoria que empieza como leve, de un día para el otro puede transformarse en grave”.

Virus
Epidemiológicamente los virus tienen una característica, “cuando predomina uno, no predomina el otro. La principal causa de internación durante el invierno en Pediatría y en Terapia Intensiva pediátrica en la Provincia, siempre fueron las bronquiolitis, Lo que pasó en Pediatría durante el año 2020 es que no hemos tenido casos de bronquiolitis en La Pampa y parte del 2021, predominó el coronavirus, con pocos casos de bronquiolitis”, indicó Polimandi.
Con esto de quedarse en casa, “hizo que muchos de los chicos no se enfermen por contacto con otros chicos, más allá del contacto intra domiciliario con otros niños. 
El virus de bronquiolitis no predominó en adultos, quienes no expresan síntomas como los niños. En un adulto es como un resfrío común, pero en los chicos deriva en bronquiolitis”.
El uso del barbijo, el distanciamiento, el lavado de manos y todas las medidas contra la COVID, ayudaron a que no se produjeran contagios durante 2020 y parte de 2021. 
En COVID 19, por ahora, la presentación no es grave en pediatría, “algunos chicos tienen complicaciones, pero son una minoría, no como sucede con la enfermedad en adultos. Es un poco más complejo en menores de 1 año, a pesar de que hubo por el momento poca internación por COVID 19 en niños”. Los síntomas de enfermedad por coronavirus en pediatría en principio son similares a los de adultos pero mucho mas leves, "con una característica frecuente de compromiso digestivo, como diarrea, vómitos o dolor abdominal, menos frecuente en adultos. Si un niño tiene fiebre con manchas en el cuerpo y conjutivitis entre 10 y 20 días luego de haber tenido COVID 19  debe hacer la consulta, ya que puede ser una complicación rara de la enfermedad que requiere tratamiento" concluyó el neumonólogo Polimandi que desempeña sus funciones en el Hospital Lucio Molas.

Te puede interesar