Atentado con explosivos a sede del Frente de Todos en Bahía Blanca

Sucedió en la madruga de hoy. Se trató de un ataque anónimo con amenazas a la dirigencia política, jueces y periodistas. Desde el FDT responsabilizan a la "prédica de odio" de parte de JXC.

La sede central del Frente de Todos en Bahía Blanca fue atacada en la madrugada de hoy con material explosivo. El hecho sucedió cerca de las 3 de la mañana en la base que La Cámpora tiene en Berutti 184, en pleno centro de la Ciudad. El atentado al comité local provocó importantes destrozos y también afectó a comercios y edificios cercanos.
La embestida estuvo acompañada de una serie de panfletos anónimos con una fuerte amenaza para la dirigencia política. Bajo el título de La Purga, los atacantes dejaron una serie de amenazas de claro tinte reaccionario: “Ahora a cuidarse traidores, sabemos dónde viven. Hartos de todos ustedes”.

Según los integrantes del Frente de Todos, un hecho de estas características "es un acto de violencia política inédito, contrario a las instituciones y a la convivencia democrática que necesita nuestra sociedad para construir un futuro mejor".

Desde temprano varios dirigentes y militantes del Frente de Todos se acercaron al local para evaluar las consecuencias e inmediatamente reclamaron un pronto esclarecimiento del hecho y, al mismo tiempo, le pidieron a los diferentes sectores políticos que se pronuncien en contra de estos actos.

Mientras los hechos son investigados, Federico Susbielles, presidente del Directorio del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca y excandidato a intendente local, le dijo a Ámbito que estos hechos suceden en un momento de “mucha especulación política, donde dirigentes nacionales se expresan sin ninguna responsabilidad política. Y está claro que el odio genera más odio”. Y agregó que “el nivel de violencia sufrida escapa a los tiempos actuales. Esto es violentar contra los principios. Se debe tomar registro para resolver rápido este hecho”.

El informe preliminar de la Policía Bonaerense arrojó como resultado que se trató de un artefacto explosivo no reglamentario: "los elementos en cuestión en su conjunto y debido al confinamiento de una cierta cantidad no precisada de un deflagrante (posiblemente pólvora)" provocaron la "detonación de un envase por exceso de presión, siendo éste metálico (posiblemente aluminio)".

Intendente macrista repudió la violencia política

Antes del mediodía, el jefe comunal Héctor Gay (JXC) se refirió de manera concreta al hecho: “La explosión fue provocada, es un atentado, no hay otra forma de expresarlo”. Y añadió que “no hay nada que justifique este hecho de violencia. Estos hechos son inconcebibles y atentan contra la democracia y espero que la policía ponga todo su esfuerzo en esclarecer lo sucedido”.

Gay también llamó a “bajar tono político de todas las partes, aunque de todos modos, en líneas generales, en Bahía tenemos diálogo continuo con los dirigentes de la oposición y no caemos en discursos que puedan llevar al odio o a acciones como estas de parte de algunos personajes”.

Al respecto, el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, Facundo Tignanelli, expresó: “Tenemos que lamentar que haya todavía inadaptados sociales que seguramente escuchando las lamentables declaraciones de algunos dirigentes políticos nacionales creen que este es el camino para resolver las cuestiones que no han podido resolver por los votos”. E hizo un llamado a la reflexión “para que la dirigencia política modere sus declaraciones. También a los medios de comunicación para que moderen la reproducción de determinadas declaraciones que solo llevan angustia”.

En diálogo con este medio, Susbielles dejó en claro que se trata de “un mensaje contra la democracia. Es un momento muy complejo para inocular el mensaje de odio. La división termina siendo caldo de cultivo para grupo antidemocraticos que se encontraban en los años de dictadura”.

La pancarta que acompañó el atentado estaba dirigida a “políticos cínicos y corruptos, sindicalistas millonarios y ladrones, periodistas cómplices y militantes, jueves puestos a dedo y sin justicia”, a quienes acusan de “traicionar a la patria”. El hecho se dio en el comienzo del 25 de Mayo. Y la fecha elegida no parece casualidad. “La prédica de odio constante es tomada por una mente enfermiza como una habilitación para llevar adelante este accionar”, le dijo a este medio el concejal del FDT, Carlos Quiroga. Y agregó: “Es espantoso que se naturalicen estos actos. Padecimos unas pintas intimidatorias en la sede de entidades israelitas hace unos días y de otras sedes. Hay un escenario que es necesario desentrañar”.

El local donde se llevó a cabo la explosión es habitado a diario por varios militantes de La Cámpora, quienes por las medidas que rigen la ciudad no estaban en su base política. “Si esto pasaba en otro momento podría haber sido una tragedia”, cierra Quiroga.
 

Te puede interesar